Noticias de literatura

Noticias de literatura Internet Noticias de literatura
Lo digital en el Libro CubanoNoticias de literatura
Por: Rafael de la Osa Díaz


La explicacion del Genesis Un unico Dios La historia del pueblo judío. El motivo de ser del pueblo elegido.
La tarea trascendental del pueblo elegido. Las políticas de la Iglesia Católica. El fin del politeísmo.
El hilo conductor jamás revelado de uno de los libros más leídos y tal vez  menos comprendidos:
La Biblia.
BAJE EL LIBRO SIN COSTO
Más de 300.000 libros descargados


23/4/2013 |

La Feria Internacional del Libro es, sin dudas, el mayor acontecimiento cultural que tiene lugar cada año en Cuba. La masividad y diversidad de personas que en la misma participa supera siempre cualquier expectativa previa y convierte en un reto para sus organizadores los cambios, adecuaciones o adiciones que se pretendan hacer de un año a otro.

Si a esto sumamos la extensión de la misma, después de los diez primeros días que transcurren en La Habana, hacia todas las provincias del país, donde se repite la misma escena de multitudes, pues es casi evidente afirmar que ningún otro evento del país moviliza a tanta población como este.

La Feria no es solo un lugar para presentaciones y ventas de libros, como en otras partes del mundo suele suceder. La nuestra constituye un espacio de recreación, de sano esparcimiento, para el que las familias y los amigos se preparan con antelación y coordinan las visitas a la Feria y lo que van a hacer durante todo el tiempo que planifican estar en la misma. Es realmente una fiesta del libro y de la cultura cubana en toda la extensión de la palabra.

Los libros y sus autores, editores y diseñadores circulan entre un mar de pueblo que los saluda y acompaña en sus presentaciones, combinándose estas tertulias literarias con exposiciones de artes plásticas, conciertos, muestras de cine y en general un interesante e intenso movimiento cultural como si todas las artes quisieran celebrar la fiesta literaria.

Este año, a pesar de los problemas económicos del país y las limitaciones para poder imprimir todos los títulos previstos, me parece que hubo un mejor balance entre géneros literarios y autores tanto en la oferta que de forma masiva se presenta al público como la que llevan directamente cada una de las editoriales que participan en la Feria. Aunque creo que los efectos de la crisis económica mundial y los cambios en este sentido que va dando el país se hicieron sentir en los bolsillos de los lectores, que a mi modo de ver se vieron forzados a seleccionar mejor al tener que comprar menos.
Catálogo 2013 de Ruth Casa Editorial
Catálogo de Ruth Casa Editorial este año

Sin embargo, llama la atención el abrupto crecimiento de las presentaciones de libros digitales de un año a otro. Ya no solo de aquellos clasificados dentro de la categoría de “multimedias” (aunque muchos eran sencillamente recopilaciones de textos en digital) sino concretamente anunciados como libros, con su presentación tradicional como libro, pero sin la presencia de su versión impresa.

Mucho en ello tiene que ver la irrupción en el panorama editorial cubano de Ruth Editorial, una entidad que si bien viene trabajando en Cuba varios años, ha lanzado un nuevo servicio para la comercialización, vía Internet, de libros y canciones en formato digital.

Ya hace algunos años, cuando las editoriales entregan a la Biblioteca Nacional “José Martí” los ejemplares de sus libros impresos, según lo legalmente establecido para garantizar la preservación del patrimonio documental, estas entregan también la versión digital de los mismos, que pasa a formar parte de la biblioteca digital que se ha ido creando al respecto.

Las propias editoriales ya preservan estas copias digitales como los “másters” a partir de los cuales pueden volver a editar e imprimir sus libros. El entorno digital es ya parte intrínseca del proceso editorial cubano y de las imprentas y poligráficos. Ahora ha comenzado a serlo de la distribución y consumo de sus productos

Todos estos cambios se ven acompañados de un amplio programa nacional de digitalización de contenidos, bajo el nombre de Programa de Preservación de la Memoria Histórica, donde los libros y publicaciones periódicas ocupan un importante espacio. Liderados por la Biblioteca Nacional, junto a otro grupo de relevantes instituciones nacionales, el proceso de digitalización de documentos pasa tanto por la conservación y la preservación de estos materiales, como por la socialización de los mismos.

Colecciones de revistas prácticamente imposibles de consultar en la mayoría de las bibliotecas y centros de información del país, libros clasificados como “fondos raros y valiosos”, por lo tanto inaccesibles para la mayoría de los interesados, están ahora accesibles en su versión digital e incluso en algunos casos pueden reimprimirse en tiradas restringidas de alta calidad e imitando a sus versiones originales.

Libros publicados por Ruth Casa Editorial. Imágenes: Web de la editorial Libros publicados por Ruth Casa Editorial. Imágenes: Web de la editorial Libros publicados por Ruth Casa Editorial. Imágenes: Web de la editorial Libros publicados por Ruth Casa Editorial. Imágenes: Web de la editorial

Algunos títulos recientes publicados por Ruth Casa Editorial

Es entonces comprensible que la Feria del Libro sea un reflejo de todo este movimiento. De hecho en ferias anteriores, encuestas realizadas mostraban que muchos de los asistentes respondían positivamente ante la pregunta de si les interesaría tener copia digital de los libros que andaban buscando. Sin dudas los “nativos digitales” y las generaciones más cercanas a ellos, van creciendo y convirtiéndose en lectores de variados géneros. También el incremento de equipos de cómputo en el país, tanto en centros laborales y de estudio, como en los hogares, va cambiando el panorama y socializando cada vez más su uso.

Algunos ven en estos cambios a un enemigo de la lectura. El temor a que no se impriman libros nos asusta, y es lógico. La complicidad que se establece entre el libro como objeto, capaz de despertar las más diversas emociones, incluyendo el saber que es algo nuestro, personal, íntimo, es difícil de cambiar. Y peor aún el imaginarnos que los que vendrán después no podrán hacerlo o sencillamente no les interesará.

Sin embargo, es solo una manifestación más de resistencia al cambio. No va a desaparecer el libro impreso (al menos en los próximos 50 años). Es cierto que algunas publicaciones si dejarán de existir en su versión en papel. Ya lo hemos visto en el caso de las enciclopedias y los periódicos, incluso en algunas revistas. Se produce ya un cambio en la producción editorial, pero seguirán existiendo libros en papel.

La música marcó el paso en este proceso de cambio, desde finales de los años 90, y hoy el consumo legal de lo digital representa el 33% del mercado (aunque por otras vías es mucho mayor este consumo). Algo similar está ocurriendo con el libro, especialmente con la aparición de los “lectores electrónicos” (e-readers) a partir de la creación de la llamada “tinta electrónica” que elimina la afectación que produce leer en un dispositivo que irradia luz.

Sin embargo, a pesar de estos cambios y significativas señales de alerta, prácticamente no se hace nada en el país para ordenar y encauzar estos procesos. Ninguna empresa del país comercializa “lectores electrónicos”, no existen mecanismos electrónicos de cobro y pago que faciliten la comercialización de productos digitales, ni tenemos puntos de venta habilitados (dentro o fuera de la red) para la adquisición mediante descarga de productos digitales.

La propia Feria no escapa a estos problemas y a las reacciones al cambio frente a lo digital. Excelentes paneles fueron organizados sobre la temática de lo digital, sin embargo estos se realizaron de manera dispersa, en locales ubicados en condiciones desfavorecidas y con casi nula promoción, atendiendo a la prioridad del tema y la preocupación que debería existir sobre cómo atenderlos y conducirlos en aras de sumarlos al proceso de promoción de la lectura en el país y evitar la creación de espacios para la distribución no legal de estos productos.

Si lo digital puede resultar novedoso y atractivo para las jóvenes generaciones, entonces ¿por qué no potenciar la circulación y consumo de materiales digitales con marcada intencionalidad en aras de favorecer la lectura y el buen gusto?

¿Si uno de los principales problemas de la Feria, y en general durante todo el año, es la falta de recursos para poder imprimir todos los títulos deseados, especialmente las ediciones agotadas, ¿por qué no aprovechar el formato digital para comercializar los mismos? Incluso, seguramente, puede ser más atractivo para ambas partes por el tema precio.

Si la Feria ha contado durante años con un espacio titulado “Lecturas en la Red” y se quiere potenciar el consumo de lo digital, ¿por qué ubicarlo en un lugar tan poco accesible, con poca promoción y una cartelera con bastantes errores publicada en el diario de la Feria? Podría también trabajarse en función de contar para este espacio durante la Feria con los diferentes tipos de soportes, de tal forma que el público se interese por ellos, dar pequeños talleres sobre los formatos y opciones disponibles, entre otras opciones.

En fin, creo que queda aún mucho por hacer, primero desde las editoriales y el Instituto Cubano del Libro, pero también desde todas las entidades del sector cultural, para forzar que en el país se tomen decisiones que involucran a otros factores (como el Banco, Comercio, Finanzas y Precios, entre otros organismos) para lograr que lo digital gane su espacio en el entorno nacional.

Fuente: CUBARTE



Última actualización 18/01/2018 03:21:36 p.m.Noticias de literatura

Noticias de literatura
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Taller literario</h1>

abogados de accidentes de transito
paisajismo en CABA
diseno de paisajes
desarrollo de sistemas
soldadura de aluminio y fundicion
crematorio de mascotas
cursos de masaje chino tuei na
fotos digitales precios
importador de pilas
reactores industriales
colchones
fabrica de cuchillas industriales
Bandejas plasticas
vesitidores a medida
Auto ayuda y alimentacion sana
exposiciones de arte
Lodge de selva
tripoli fosfatos
asesoramiento de imagen
telas de tapiceria
muebles de dormitorios
servicios de jubilacion y pension
postres dieteticos
diseño de chacras
Film de pvc
cursos de acupuntura
progettazione intelligente
Matriceria en epoxi
rieles y cabezales para iluminacion
estudio de arquitectura

© Copyright 1999-2015 Paginadigital ®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados
Pon a paginadigital en tu sitio Sugiere esta página a un amigo Responsabilidad
Tel: 54-11-4765-9390 info@paginadigital.com.ar Ayuda

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 2015, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos.  | Términos y condiciones