Noticias de literatura

Noticias de literatura Autores Noticias de literatura
REFLEXIONES EN TORNO AL POEMARIO "ASOMBROS" DE JORGE TORRES MEDINA.
El regreso del tripulante de El barco ebrioNoticias de literatura
Por: Jorge Nájar


La explicacion del Genesis Un unico Dios La historia del pueblo judío. El motivo de ser del pueblo elegido.
La tarea trascendental del pueblo elegido. Las políticas de la Iglesia Católica. El fin del politeísmo.
El hilo conductor jamás revelado de uno de los libros más leídos y tal vez  menos comprendidos:
La Biblia.
BAJE EL LIBRO SIN COSTO
Más de 300.000 libros descargados


El regreso del tripulante de El barco ebrio Noticias de literatura
27/10/2017 | 1.
La historia del tiempo antes y después del hombre, me dije, es el eje de la reflexión que Jorge Torres Medina (Chiquinquirá, Colombia, 1956) nos propone en ASOMBROS (Caza de Libros Editores, 2017). En una primera lectura estamos ante la visión de alguien que ha recorrido desiertos, mares, montañas y nos pinta lo que esos ojos han visto, lo que su personalidad ha sentido y lo que sus neuronas han entretejido con esas múltiples visiones del planeta. No prima sin embargo la visión de un expedicionario. Prima, sí, el desencanto entonado con una voz muy singular. ¿El desencanto de qué? ¿En qué consiste esa singularidad? A diferencia del emblemático "El barco ebrio" en el que un Rimbaud de apenas 17 años, en el verano de 1871, acomete la osadía de crear la metáfora de un barco que habla, que siente, que piensa y crea sinestesias en torno a su relación con los ríos y los mares ("el despertar amarillo y azul de los fósforos cantores"), la "voz" con la que Jorge Torres Medina entona sus ASOMBROS no le canta al paisaje, ni se complace en la descripción de seres fabulosos; llora, eso sí, ruge, chilla por la extinción de ellos. Y también crea sinestesias. No es una encadenación de alejandrinos alrededor de las visiones delirantes de un bote epónimo perdido y hundido en el mar. En la voz rugosa del ser que nos habla reside el testimonio del hombre que se embarcó, literalmente, en la aventura del mundo. Metafóricamente, ahí están los momentos álgidos de la observación del caos que denuncia. Intelectualmente, estamos ante el despercudimiento del lenguaje tradicionalmente conocido como "poético" para así, como unas herramientas cientistas hundirse en la investigación de las raíces de la hecatombe ante la cual el género humano está confrontado en nuestros días. Así consigue crear el testimonio de un hombre que regresa de las "trampas en las que se pudre en los juncos todo un Leviatán" como decía el mismo Rimbaud en aquel lejano verano de su adolescencia.

2.
Estamos pues ante el regreso del tripulante que se embarcó en ese barco metafórico e intelectual. En la búsqueda de las "trampas" que han provocado el caos que nos presenta llegué a pensar que estaba ante una poesía militante. Acudiendo a un viejo modismo coloquial se podría decir que se trata de poesía "comprometida" como si toda poesía, sea cual sea su timbre y entonación, a condición de que sea Poesía, no fuese comprometida. Poesía comprometida, poesía militante, viejos modismo que ahora ya no significan ante el peso y la consistencia de la Poesía. Para corregirnos, la apuesta de ASOMBROS avanza sin embargo por esos linderos, ya no para denunciar las contradicciones sociales entre pobre y ricos, ya no para poner en evidencia los desajustes entre centralismos y periferias, ya no, en fin, para persistir en la propuesta de que identidad étnica se corresponde con identidad de clase. No. Nada de eso. Poesía universal a secas, comprometida, eso sí, por la intensa reflexión entorno a los estragos que ha constatado el hombre embarcado en el barco ebrio de la existencia. No nos habla el barco. No nos habla de su ebriedad. Nos habla de lo que el hombre ha hecho del planeta. Nos habla del "sapiens" y su obra devastadora a lo largo del tiempo. El grito. La denuncia. La chilla. Pero entonados desde un estricto posicionamiento ético que en sus caso termina por ser político: "Sentado en la dificultad / la vegetación es aliento // Avanzo medito me protejo / los depredadores asedian…"

3.
En un nuevo ajuste de tuercas, saltando de una estancia a otra de los ASOMBROS, recordé en parte la historia de la retórica de la poesía. Se ha sostenido que con la emergencia de la crisis de los recursos poéticos a finales del siglo XIX surgió la conciencia de la brecha entre el nuevo sentido de la realidad psicológica y las antiguas modalidades del discurso poético. Desde Rimbaud, pasando por Lautréamont y Mallarmé, buena parte de la tradición poética ha estado marcada por la obra de una serie de poetas que rompieron con las reglas estructurales de la definición poética. Los techos cerebrales se vieron convulsionados por esfuerzos rupturistas en la materia verbal. Mientras por otro parte las búsquedas más sensatas buscaban devolver a la palabra el poder de encantamiento. Y en ese camino la poesía se renovó a tal punto que unos convirtieron las palabras en actos, no de comunicación sino de iniciación a un misterio privado. Este desembarco del misterio privado llegó vigente hasta la post modernidad, renovada en otros por causas del industrialismo, invasiones, existencialismo y vacío intelectual que tomará sus cartas en la poesía. Pues bien, el matrimonio entre el júbilo renovador y la búsqueda en la poesía de la más alta forma de expresión, no de lo que ven los ojos exteriores, sino de lo que ven los ojos del alma humana en sus crisis por existir en cualquiera de los mundos, corre el riesgo de convertir los ASOMBROS de Jorge Torres Medina en la materialización de un hombre profeta, un ser que no necesita pasar por el desorden de los sentidos para hablar y llorar al mismo tiempo sobre el destino del planeta que ha engendrado los excesos del propio hombre. Acierta el prologuista Óscar Perdomo Gamboa cuando sostiene que en ASOMBROS el poeta "no tiene miedo a abordar lenguajes supuestamente prohibidos… Torres reinventa palabras que los científicos encerraron en su jerga."
Estamos, en suma, ante una propuesta poliédrica. A la vez heredera de las grandes expediciones por selvas, mares y volcanes, como de las reflexiones de los grandes pensadores sobre el destino del hombre, sin dejar de lado los anhelos de una poesía comprometida con la idea de los cambios. Cambios dentro de nosotros mismos. La revolución de todos los días, pero sobre todo dentro de cada uno. He ahí su credo. He ahí su "Ecología del ser" y su anhelos des "desmontar la guerra en el olvido."

INVENTARIO

Sentado en la dificultad
la vegetación es aliento
Avanzo medito me protejo
los depredadores asedian
Pero una piedra astillada
salva mi fragilidad y domo el fuego
Doblego al homínido
al hombre hábil y erecto
Entre truenos y glaciares
despojo bisontes cazo pesco
deambulo descubro ingenio
Soy arco flecha lanza
arado rueda vela
Hablo y testimonio el ayer
disperso en el arrugado glóbulo
instalo la morada en la morada
Humus semilla fruto
mano y cerebro en Altamira y Lascaux
moldeando el color en la roca en el papiro
Muralla urbe espada
pólvora escritura
jerarca de todas las especies
Mido el tiempo y la distancia
someto al más frágil y hago historia
disecciono el átomo y perfecciono la guerra
Así siglo trans siglo devoro mi sapiencia
en la cuerda de la adversidad


UNA PLAGA

¿ Qué avizora el sapiens
sentado en el lomo de inmundicia
entre polvo ferroso y chatarra ?
Invadido de círculos de caucho
en el reflejo de su veneno
deshecho a la intemperie
en las laderas de la avaricia
¿ Qué avizora el sapiens
con ojos soñando en frondas
entre árboles desnudos ?
Mientras la savia se agota
brota una avalancha de vegetales cadáveres
Prevalece la amnesia
dormito en el tiempo
cabalgo en la ciencia y arrugando la morada
invado mi cerebro de conciencia haragana
La basura se acrecienta
para testimoniar mi inteligencia
y poco a poco acumulo
la sabia manera de condenarse a si mismo
Ungido de aceite y humo
Soy la plaga de todas las plagas

TOXINAS
Toxinas en el ser
Sus filos tajando la bondad
Un cuervo picotea las neuronas
para apaciguar el hambre
Una hiena muerde el aullido
para aletargar las circunvoluciones
Encerrado en la cárcel craneana
señalo el extraño sentir
mientras mi lucidez se pudre
Veo el renacuajo en desbandada
en las nervaduras del charco
en la polución del salto
El absurdo hierve en los poros
para fundir la conciencia
y perennizar la ceguera
Las toxinas del ser son cuchillos
cortando las dendritas
extraviadas en la impotencia
DETERIORO

Deterioro a la velocidad de mi avaricia
Restauro con la luz de mi ceguera
DESDE ESTE LUGAR

De la impaciencia
de la clara confusión
desde este lugar
de simas a cimas
mirando el instante
sintiendo el olor de la especie
amasando calcáreos y calcedonias
desde esta naranja destripada
de la que no se degusta su elixir
desde este lugar
de la fotosíntesis y el monóxido
desde este lugar
de las virulencias y las mutaciones
gira el ojo y su retina
y ve cortar el último árbol
entonces no sé si será tarde o justo
evitar esta respiración abstracta
desde este lugar de la impaciencia
desde este lugar de la clara confusión
desde este lugar…

UN GNOMO

¿ Quién vive intangible en la única morada ?
¿ Quién resiste al asedio del olvido y la avidez ?
¿ Quién exhala palabras para sitiar la ignominia ?
¿ Quién desnuda la obscenidad para seducir la
razón ?
Ahora que el absurdo acrecienta su dictamen
mientras la polución invade la conciencia
Ahora que todo se disipa en el hogar del aire
¿ quién reconcilia el nicho de la desazón
el liquen en estado sulfuroso ?
La opugnación contra la carcajada del exterminio
afina las cuerdas de la ensoñación y el acto
¿ Quién bebe sapiencia y cordura
en el edén que se seca poco a poco ?
Se abren los aposentos del ser
un eco sale de la legión del silencio
Es el gnomo que nos habla dentro


ECOLOGÍA DEL SER

Bastaría entrar en los laberintos del ser
abrir los umbrales de la conciencia
atenuar el miedo y desnudar el depredador
Bastaría no ser sumiso al goce de si mismo
al ego que exacerba la vanidad radioactiva
entender que no soy único ni dueño
de la fuente que da vida y aroma
Bastaría saber que mi origen es el cosmos
la amalgama de primarios elementos
gestación de la química y la física
que en efusión hirviente dio la vida
Bastaría saber que soy agua y electrolito
aminoácido esencia que palpita
flujo para nutrir el citoplasma
que da energía y pensamiento
Bastaría saber que entonces soy conciencia
chispa de la materia
suspiro de sustancia animada y desanimada
tejido de palabra que se hace y se deshace
Bastaría saber de la piedra de la hoja de la carne
del equilibrio ondulando siempre
para apaciguar la soledad de especie
Bastaría proteger la morada donde existo
donde creo ser amo de mi entorno
ingeniando nanómetros para la inmortalidad
en la metamorfosis global
Bastaría remar en la cadencia
en la serenidad para vencer el vértigo
en la negación del aniquilamiento
en el lecho de la imaginación y la cordura
Bastaría saber qué queda
apreciar el caos en la cuerda
mirar la fronda del transgénico
o la savia hendida por la sierra
Bastaría apreciar la belleza que nos ronda
limpiar el piélago de la isla plástica
hibernar el ártico el antártico
desmoronar la guerra en el olvido
¡Bastaría dejar vivir vivir ser vivido !

* Poeta, ensayista y traductor Peruano residenciado en París



Última actualización 21/11/2017 03:21:36 p.m.Noticias de literatura

Noticias de literatura
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Diseño de sitios web</h1>
<h1>Taller literario</h1>

cursos de ingles acelerado
montaje industrial
pueblo elegido
carpinteria a medida
asesoramiento de imagen
fabrica de cuchillas industriales
venta de cesped
abogados de sociedades
un unico dios
Spanish school in Buenos Aires
libros digitales
Muebles de cocina
cursos de ingles acelerado
colocacion de cesped
Alquiler de escenarios
cremacion de perros
Estudio pericial
gestor para jubilaciones y pensiones
incognitas del cristianismo
el genesis y la ciencia
parquizacion
hablar ingles en poco tiempo
ebooks de la biblia
mudanza corporativa
Fabrica de remeras publicitarias
provision de cesped
Film de pvc
Abogados de familia
Cursos de imagen y ceremonial
jubilacion y pension

© Copyright 1999-2015 Paginadigital ®. - Hecho el depósito que marca la Ley 11723 - Derechos reservados
Pon a paginadigital en tu sitio Sugiere esta página a un amigo Responsabilidad
Tel: 54-11-4765-9390 info@paginadigital.com.ar Ayuda

Web diseñado y producido por paginadigital®, Copyright 1999 - 2015, todos los derechos reservados. Los nombres e íconos de: paginadigital, Kids, art, pinturas, grabados, dibujos, objetos.  | Términos y condiciones